miércoles, 3 de agosto de 2011

Es menester que vivas el presente, sin prejuicios se vive mejor!

Y me gana la nostalgia, al pensar en esa niñez vivida,
se hace menester el querer volver el tiempo atrás
desligar al adulto de responsabilidades,
convertirlo nuevamente en un niño. 


Jugar con el tiempo, sin que importe en verdad,
las horas inciertas, marcaran la felicidad.
En cuanto mas juego con amigos,
mas se alejaría de mi, el sentimiento de estar muerto.


Muerto como ese adulto sin esperanzas, 
que el vasto sistema exprimió en su 
paso por la adolescencia, carente de experiencias,
sin haberla podido aprovechar, casi no vivida. 


Quisiera volver el tiempo atrás,
donde las horas inciertas marcaran mi felicidad,
no existen las responsabilidades, mas que
la de pasar a buscar a mis amigos para ir a jugar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario